miércoles, 7 de marzo de 2012

El Equipo A: La suma es más que las partes

'El equipo A', fue un éxito televisivo de los '80 y una de las series que más ha calado en el recuerdo colectivo de varias generaciones. Hoy pondremos a este peculiar equipo como ejemplo de como debería ser un buen grupo de trabajo.


El equipo A -que en Latinoamérica se llamaron ‘Los Magníficos’ o ‘Brigada A’- estaba compuesto por cuatro ex-militares de élite que, tal y como se dice en la famosa intro de la serie, fueron encarcelados por un delito que no habían cometido, y que uniendo su talento no tardaron en fugarse.

Su éxito como serie de acción fue indiscutible, cosechó millones de fans por todo el mundo, se mantuvo en antena durante décadas y algunos canales aún lo reponen hoy en día.

Un buen equipo vale más que la suma de sus integrantes

Son pocas las series de televisión que han conseguido que todos sus personajes sean únicos, apreciados y reconocidos por el público. A diferencia de otros héroes solitarios o estrellas de acción, el 'Equipo A' era un auténtico grupo donde la unión de sus integrantes, todos ellos tan diferentes, era más que la suma de las individualidades.

No era un club de gente perfecta, ninguno era bueno en todo, y las discusiones y desacuerdos entre los personajes nunca faltaban en cada capítulo, pero lo que les unía era mayor que lo que les pudiera distanciar.

Para ellos era más importante el éxito de la misión que demostrar quien tenía razón.

El sueño de todo hombre de negocios -y de todo entrenador deportivo- es lograr que su equipo sea más que la suma de sus miembros por separado. Los objetivos de los gestores de equipos son, entre otros: (1) atraer el talento, (2) contar con genios de diferentes perfiles que se complementen, y (3) mantener la harmonía y la cohesión entre estos.

En el ‘Equipo A’ nunca había una única persona responsable del éxito, cada uno aportaba lo mejor de si mismo y por eso los fans y seguidores no tenían un único personaje favorito sino que todo el equipo ha pasado a la historia de la cultura popular.

¿Cómo eran los miembros del Equipo A?

"En 1972 cuatro de los mejores hombres del ejército americano fueron arrestados por un delito que no habían cometido" Pero ... ¿quienes eran estos cuatro hombres? Y sobre todo ¿Qué les hacía tan especiales?

1. John Smith, alias 'Hannibal' era el cerebro y líder del equipo.

Todo equipo necesita un líder, y un cerebro que planifique las acciones y que organice al resto. Un buen equipo sabe quién es su líder, lo respeta y confía en él. Los grandes equipos de futbol tienen a su entrenador como figura de referencia, admiran su experiencia y siguen sus instrucciones porque saben que todo lo que hace es pensando en el bien común. En el equipo A no había duda de quién era el líder.

Hannibal era un experto planificador de misiones peligrosas, capaz de reaccionar rápidamente bajo condiciones de presión. Era el líder de este equipo de competentes y a la vez singulares soldados. Bajo su mando se podía estar seguro de que se alcanzaría el éxito ante cualquier situación. Su frase más conocida era "Me encanta que los planes salgan bien", y su seña de identidad un puro en la boca.

Hannibal Siempre tenía un buen plan en su cabeza.


2. El Sargento M.A., era el tipo mas duro de los cuatro.

El actor ‘Mr. T’ interpretaba al famoso Sargento 'M.A.' Baracus, un fuerte e intimidante personaje al que le salieron muchos imitadores, aunque ninguno llegó a tener su carisma. Su mayor aportación al 'Equipo A' es la de ser un hábil mecánico capaz de construir o arreglar cualquier cosa. Sus señas de identidad en la serie eran su miedo a volar y sus cadenas y anillos de oro.

Todos los equipos requieren de un especialista capaz de cargar sobre sus espaldas con el trabajo mas duro y poder estar seguro de que no desfallecerá hasta que la tarea este completada o el problema resuelto.
Hoy en día los equipos que pretendan triunfar necesitan un experto en la materia que desempeñan. Ya sea un informático capaz de poner renovar nuestro portal, un abogado capaz de redactar los contratos perfectos, un ingeniero electrónico capaz de dar vida al nuevo gadget estrella de la compañía, o un experto en SEO que puede colocar nuestra página en un lugar destacado en la web aunque para ello tenga que estar dos días sin dormir … ejemplos hay miles. 

Siempre hace falta un M.A. Baracus en tu equipo... ¿Trabajo duro? ¡Dejadselo a él!


3 Fénix, el guaperas.

El teniente Templeton Peck, más conocido como Fénix, era un oficial de armamento que no perdía ninguna ocasión de ligar con las mujeres. Tenía un pico de oro y con su ingenio podía seducir a cualquier clienta y ganarse su confianza en caso de dificultades.

Fenix hablaba con todo el mundo, podía lograr convencer a cualquiera y conseguía lo que fuese de quien fuese. Interesa tener a tipos así en el equipo, que solucionan la situación mas enredada con una llamada de teléfono y un par de chistes. Los solucionadores de problemas son muy escasos y deben ser apreciados pues su aportación va más allá de resolver los enredos técnicos.
¿Como decir que no, si te miran con tiernos ojitos?

Las empresas cada vez  son más ‘sociales’ y las relaciones sociales tienen cada vez mas peso hoy en día. No puedes vender sin seducir, pero es que a demás, si te encuentras en dificultades es más fácil lograr una solución, o llegar a un acuerdo favorable con buenas maneras y educación. Fenix era el chico elegante, vestido con clase, que salía airoso de cualquier situación sin despeinarse.

4. Murdock, el loco.
El Capitán H.M. 'Loco Aullador' Murdock, era un piloto tan hábil como alocado. Este icónico personaje fue uno de los que tenía más seguidores.

Los genios son el motor de la humanidad, ellos pueden ver lo que los demás ni imaginamos, y pueden hacer cosas que nadie mas puede. Por desgracia para ellos en muchas ocasiones resultan ser incomprendidos ya que afrontan la vida de modo diferente a la mayoría. Pero gracias a que ellos hacen las cosas de modo diferente, se consiguen resultados diferentes, y es que si no fuera por los genios locos aún estaríamos viviendo en cuevas.

 ¡Gracias a todos los genios!



En resumen: 'Un buen equipo puede cazar a cualquier lobo solitario'
En resumen, si te estás planteando hacer algo grande necesitas un equipo que resulte ser más que la suma de genios individuales. Una persona por muy buena que sea en su área no puede llegar a todo, por eso los equipos ganan a los lobos solitarios.
Los equipos necesitan gente que haga diferentes cosas, que tome distintos roles y que aporte facetas complementarias. Solo así se logra el equilibrio necesario para tener éxito continuado y salir airoso de las dificultades que se puedan presentar.

pero ... ¿Cómo es un equipo equilibrado?
Un equipo equilibrado y compensado (o balanceado) necesita de Cerebros, Lideres, Generadores de ideas, Especialistas, gente Minuciosa, Donjuanes seductores, Conseguidores de recursos, Solucionadores de problemas, y de Genios un poco locos… la suma de equipos equilibrados produce resultados por encima del 80% del resto de equipos… y por encima del 100% de la gente solitaria.


Y tu, ¿vas por libre o juegas en equipo?

Si te ha gustado este artículo puedes ayudar a que sea más popular haciendo click en el botón me gusta de Facebook, o en el +1 de Google. Gracias por tu apoyo.

® Cambia de vida, Hazte Rico

Mas información


 También puedes

Suscribirte a La Calle Lipova
Hacerte fan en Facebook
Dejar un comentario
Interesarte por un anuncio
J




2 comentarios:

Anónimo dijo...

Genial Post hacía tiempo que no te leia pero este artículo es de los que tendriamos que emmarcar.

Saludos y gracias por todos los consejos

Nach_o dijo...

Gracias, anonimo amigo(a) por estar ahi !!! Los lectores sois lo mejor del blog...